Mi Cesta

ATENCIÓN AL CLIENTE EN ESPAÑOL 🇪🇸

–10% AHORA CON EL CÓDIGO RDM10

4,8/5 AVISOS A LOS CLIENTES ★★★★★

Aprende a patinar fácilmente Infantil World

Rodar sobre patines requiere coordinación y un buen sentido del equilibrio. Estos dos factores no se dan de forma natural. Hay que trabajarlos para adquirirlos y divertirse sobre los patines.

En nuestro artículo, descubrirás las bases, cómo empezar, dónde entrenar y, sobre todo, cómo evitar lesionarte durante los ejercicios. Aplicando nuestros consejos, aprenderás rápidamente los movimientos que debes realizar.

Un jeune garçon qui fait du roller sur le trottoire sous le soleil. Il porte une paires de patins à roulettes bleu, des genouillère noires et des protections aux coudes noires ainsi qu'un casque bleu.
Aprender a patinar es fácil cuando estás bien equipado

¿A qué edad hay que empezar a patinar en línea?

Los patines son difíciles de dominar y parecen un accesorio peligroso. Muchos padres son reacios a introducir a sus hijos en estos juegos por miedo a las lesiones. Sin embargo, el patinaje sobre ruedas tiene numerosos beneficios. Es un gran ejercicio de equilibrio y motricidad. Por eso puedes enseñárselo a tus pequeños a partir de los 3 ó 4 años.

Sin embargo, no existe una recomendación real al respecto. Puedes empezar a aprender mucho más tarde, en función del entusiasmo de tu pequeño. Antes de empezar, también debes tener en cuenta el sentido del equilibrio de tu pequeño. Si no se mantiene en pie, no es el momento.

Antes de ponerle los patines, pon a prueba la destreza de tu hijo. Aquí tienes algunos ejercicios que pueden ayudarte:

  • Pídele que se mantenga de pie sobre un solo pie durante unos 30 segundos.
  • Pídele que se ponga en cuclillas con los pies planos y pídele que se levante sin despegar los pies del suelo.
  • Juegue a pasar la pelota con su hijo. Comprueba si es capaz de lanzar una pelota correctamente.
  • Saltar también puede determinar si tu hijo tiene buen equilibrio. Para ello, observa cómo aterriza. Si sus piernas no se mueven y no se cae, está en buena forma.

Elegir bien los patines para empezar

Para aprender rápidamente a ponerse de pie, avanzar y detenerse sobre patines, necesitas el par adecuado. La elección de los patines es crucial para el éxito del proceso de aprendizaje. Los principiantes necesitan sentirse perfectamente cómodos con su calzado para poder concentrarse en el aprendizaje.

Existen dos categorías de patines en el mercado:

  • Quads: son modelos con cuatro ruedas colocadas en paralelo. Son ideales para trabajar el equilibrio. Además, es más fácil frenar con este equipo en los pies.
  • Patines en línea: como su nombre indica, las ruedas están colocadas en línea recta. Esto se agradece por la seguridad que aporta. Con ruedas que sobresalen por delante y por detrás, el riesgo de caída es limitado.
Une paire de rollers grises sur un sol de béton avec de l'herbe verte en arrière plan
Al aprender a patinar, la elección de los patines es crucial

Ahora te toca a ti elegir en función de lo que creas que es mejor para tu pequeño. No obstante, también puedes pedir la opinión de tu hijo si tiene alguna preferencia.

No obstante, hay algunos puntos que debes comprobar para garantizar la comodidad de uso:

  • El tipo de apriete: opta por hebillas micrométricas por su precisión y eficacia.
  • La sujeción del tobillo: es muy importante, ya que evita los esguinces. Recomendamos los modelos de cuero o carbono.
  • Las ruedas: para reducir el riesgo de accidentes de sus hijos, elija un modelo con ruedas de caucho en lugar de plástico.
  • Talla: si su talla es demasiado grande, corre el riesgo de perder el equilibrio.

La seguridad ante todo

Como habrás comprobado, el patinaje entraña numerosos riesgos. Las caídas pueden ser muy peligrosas y dolorosas. Para limitar los riesgos de rotura, debes ponerte una serie de accesorios de protección:

  • Cascos
  • Coderas
  • Rodilleras
  • Muñequeras
  • Guantes

Para colocar todo este equipamiento, proceda en el orden correcto para no perder tiempo. Empieza por el casco, luego sigue con las coderas, las muñequeras y las rodilleras. Termina con los patines y, por último, los guantes.

Un enfant qui porte une paire de rollers bleu et rouge et des protections à ses genoux de couleur bleu et rouge. Il est sur un sol de béton avec de l'herbe verte en arrière plan
Cuando se aprende a patinar, la noción de seguridad es muy importante, y es ante todo una cuestión de equipamiento

Para que la experiencia de patinaje sea lo más segura posible, también hay que saber ponerse bien los patines. Para ello, afloja todos los cierres antes de introducir los pies. Así evitarás dañar la espuma protectora del calzado. A continuación, átate los cordones, apretando bien los pies. Ata bien los nudos y colócalos debajo de la primera correa. Así evitarás que los cordones estorben sobresaliendo en todas direcciones.

Para una mayor estabilidad, sobre todo para los principiantes, aprieta la correa superior, dejando un espacio de dos muescas para que puedas articular y controlar mejor los patines.

Elegir el lugar adecuado para practicar

Lo primero importante cuando eres nuevo en el patinaje es encontrar el equilibrio. Por eso es aconsejable elegir lugares que faciliten la realización de las distintas maniobras. Para evitar caídas frecuentes, te aconsejamos que evites las pendientes. Es muy difícil frenar en este tipo de terreno.

Contrariamente a la opinión popular, el asfalto no es una buena superficie para empezar. También te recomendamos que evites las superficies demasiado lisas para controlar tus patines. En ellas, las ruedas son menos controlables porque no encuentran obstáculos.

El mejor lugar para dar los primeros pasos con los patines es sobre hierba. Simplemente porque la hierba ralentiza la velocidad de tus ruedas, permitiéndote mantener mejor el equilibrio. Además, en caso de caída, el dolor es limitado. Los principiantes ganarán confianza en sí mismos y, sobre todo, no tendrán miedo a caerse.

Otra opción es practicar sobre terreno blando. Un terreno accidentado puede acelerar la rotación de las ruedas, dificultando el mantenimiento del equilibrio.

Aprender a mantener el equilibrio

Después de ponerte los patines sobre una superficie cubierta de hierba, intenta ponerte de pie. Para ello, ponte a cuatro patas y apóyate en una rodilla. A continuación, levántate poco a poco, procurando no hacer movimientos bruscos. Para mantener el equilibrio durante esta maniobra, mantén el torso inclinado hacia delante.

En primer lugar, el equilibrio es una cuestión de tensión. Si tus cordones y correas están demasiado flojos, tenderás a caerte fácilmente porque no tendrás ningún apoyo. Sin embargo, evita apretar demasiado para que tengas cierta libertad de movimiento y puedas flexionarte sin perder la estabilidad.

A continuación, evita mirar al suelo. En su lugar, mira a la meta que tienes delante. Si no lo haces, te inclinarás automáticamente hacia delante y te caerás.

Ahora que estás de pie, colócalos paralelos a los hombros. Agáchate ligeramente hasta que la pelvis esté un poco más baja y apunte hacia el suelo. En cuanto al torso, inclínalo suavemente hacia delante. Esta postura evitará que te caigas al instante.

Cómo avanzar y girar sobre patines

En primer lugar, tienes que aceptar la idea de caerte. Caerse es una parte inevitable del aprendizaje. También te ayudará a saber cuál es tu posición y cómo agarrarte a los patines.

Para avanzar, apunta con los pies hacia fuera y junta los talones al máximo. Camina como un pato, colocando un pie delante del otro mientras mantienes la postura flexionada. Cuando domines este movimiento, intenta dar zancadas más largas ejerciendo más fuerza sobre los patines.

Para alcanzar una distancia mayor, empújate con un pie, manteniéndolo por encima del suelo, y rueda sobre el otro. Cuando dejes de avanzar, alterna. Puedes alternar mucho antes para ganar velocidad.

Para coger más impulso, tienes que inclinarte hacia delante todo lo posible. Sigue en cuclillas para no perder la estabilidad.

Para dirigirte, el ejercicio consiste en girar en la posición básica, es decir, con las rodillas flexionadas y el pecho hacia delante. Abre el pie izquierdo y cierra con el derecho para desplazarte hacia la izquierda. Abre el pie derecho y ciérralo con el izquierdo para moverte hacia la derecha. Mantén las manos sobre las rodillas para mayor estabilidad. Para practicar el balanceo, vuelve a intentar estos movimientos girando sobre el mismo punto.

Una vez aprendida esta lección, practica el zigzag en distancias cortas y luego en distancias más largas. Después, prueba a girar en círculos.

Saber frenar y caer

Hay dos opciones para frenar en patines. La primera consiste en utilizar la almohadilla situada en la parte trasera de los patines. Para ello, después de coger impulso, agáchate un poco mientras sujetas las rodillas, desplaza uno de los pies y levanta los dedos hacia arriba, presionando con fuerza sobre el talón.

La segunda alternativa es el frenado con quitanieves. Abre los pies y luego ciérralos cruzando las rodillas y colocándolos frente a frente. Presiona con fuerza sobre los talones para frenar. Asegúrate de que los dos extremos de los patines no se tocan. De lo contrario, te caerás.

Si por alguna razón pierdes el equilibrio, aprende a caer correctamente. Para ello, dobla la rodilla del pie que tienes detrás hasta tocar el suelo. Mantén la barbilla en el aire y aguanta esta posición hasta que te detengas.

También puedes caer sobre las manos, teniendo cuidado de apoyarte en los guantes de protección. Mantén siempre la cabeza levantada para evitar lesionarte la barbilla o la cara.

Dejarse llevar

Es perfectamente normal que tengas miedo de que tus hijos se caigan cuando les inicies en el patinaje. Pero si les proteges demasiado, nunca aprenderán. Dales un poco de libertad para que cometan sus propios errores. Si se caen, mejor, porque sabrán lo que han hecho mal y podrán rodar mejor la próxima vez.

Cuando estés sobre patines, no debes pensar demasiado las cosas. Si lo haces, te resultará más fácil perder el equilibrio. En lugar de eso, intenta concentrarte en un solo punto para avanzar con confianza. Déjate llevar y escucha los movimientos de tu cuerpo.

El entrenamiento es la clave

Para dominar el patinaje sobre ruedas hace falta algo más que dos o tres ejercicios. Se necesita perseverancia y, sobre todo, paciencia. Las bases se aprenden practicando. Hay que practicar todo lo posible durante la semana. Al menos tres días a la semana.

Une jeune fille métisse fait du roller le long d'un grillage elle porte une paire de rollers rose et mauve, des protections aux genoux et aux coudes roses et mauves ainsi qu'un casque.
El patinaje en línea, como cualquier otra disciplina, requiere entrenamiento y práctica regular

Durante tus sesiones de aprendizaje, haz siempre diferentes tipos de ejercicio. De este modo, aprenderás los movimientos al mismo tiempo y podrás moverte con más facilidad sobre tus patines. Lo ideal es que nunca practiques solo. Necesitarás la ayuda de alguien cercano en caso de incidente grave.

Miedo a caerse: ¿cómo controlarlo?

Para gestionar el miedo a las caídas, necesitas sentirte seguro. Los cascos, las coderas, las rodilleras, las muñequeras y los guantes ayudan. Gracias a estos accesorios, se reducen las caídas y se minimiza el dolor.

Si tu pequeño se siente incómodo y asustado, intenta tranquilizarle llevándole a una zona de hierba. Dile que la hierba es blanda y que no se hará daño si se cae.

A continuación, intenta no fijarte en el suelo. Es probable que esto aumente sus temores. Al fijarse una meta que tiene por delante, tiende a pensar menos en caerse. Antes de avanzar, respire hondo y espire. Esto le ayudará a aliviar la presión.

Aprender a patinar fácilmente: puntos a recordar

El factor más importante para patinar es el equilibrio. Para estabilizarte correctamente durante tus primeros intentos, adopta la posición básica: rodillas flexionadas, pies paralelos a los hombros y torso ligeramente inclinado hacia delante.

Para empezar, practica sobre hierba. La hierba ralentizará la rotación de tus ruedas, lo que te proporcionará un mejor equilibrio. Esto te dará más confianza.

En cuanto a la seguridad, no olvides llevar casco, rodilleras, coderas, muñequeras y guantes. Y, sobre todo, átate bien los cordones de los patines para una mejor sujeción.

Si sientes que pierdes el equilibrio, mantén siempre la cabeza y la barbilla levantadas. Así evitarás hacerte daño en la cara al caer. Sigue practicando tantas veces como puedas para dominar todos los movimientos básicos antes de empezar a probar los trucos.

¿Te han resultado útiles nuestros consejos? ¿Qué te ha parecido nuestra pequeña lección de patinaje en línea? ¿Cómo te las arreglaste para aprender este deporte? Te invitamos a comentar y compartir tu experiencia con nosotros.

Entrega gratuita

para compras superiores a 50 euros*

Entrega en España

Entregamos en España, Portugal, Andorra

100% seguro

PayPal / MasterCard / Visa

¡10% de descuento en toda la tienda!


Únase a nuestra lista de clientes VIP y benefíciese de nuestras ofertas exclusivas, promociones, ventas privadas y recoja su regalo de bienvenida.